Imágenes

preso136.jpg

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy27
mod_vvisit_counterAyer48
mod_vvisit_counterEsta semana186
mod_vvisit_counterSemana anterior234
mod_vvisit_counterEste mes761
mod_vvisit_counterMes anterior1330
mod_vvisit_counterTotal1026836

Visitantes en línea: 2
19-04-2024

Busca en mi página


Designed by:
SiteGround web hosting Joomla Templates
Libro de Visitas PDF Imprimir E-mail
Escrito por Salvador   
Jueves, 12 de Marzo de 2009 10:31

 

 

Para mí, lo más ilusionante de las nuevas tecnologías es la posibilidad que tenemos de comunicarnos unos con otros, desde los más inesperados o lejanos rincones de la tierra. Lo que mi hija Maite, Profesora de Informática en la Universidad de Jaén, domina y explica -lo que llaman “Sistemas Inteligentes”-  no puede ser otra cosa (y que los informáticos me perdonen, si digo una barbaridad) que una manera actual de buscar la felicidad,  que, en definitiva y como nos dice el filósofo José Antonio Marina (en “La inteligencia fracasada. Teoría y práctica de la estupidez”), es el gran objetivo de la inteligencia.

 

Por eso me es tan gratificante estar enganchado, como suele decirse, a Internet y, consecuentemente, le doy tanta importancia a lo que, dentro de una página o Web, se conoce como “Libro de Visitas”, en el que, como es lógico o debería serlo, los visitantes dejan sus impresiones sobre el contenido o formato de la propia página, muestran su satisfacción por haber encontrado en ella un dato, incluso un acontecimiento que desconocía y le interesa, y, porqué no, manifiestan su desagrado o mera disconformidad con lo que el responsable del invento intenta transmitir.

Es por lo que aquellos que, como a mí me ocurre, reciben un número considerable de visitas (por lo menos, creo que lo es la media de sesenta a setenta visitas diarias), les resulta sorprendente no tener la adecuada correspondencia en cuanto al número de los que se conectan a través del Libro de Visitas (sólo una media de tres al mes). Yo lo constato con un cierto desánimo y me da la sensación de que, de alguna forma, es una manera de desaprobación por parte de los visitantes, los que en su inmensa mayoría podrían sentirse defraudados. De todas formas, me resisto a ello y tengo esperanza de que, con el tiempo,  la tendencia cambiará y serán más numerosos los que se atrevan a asomarse al Libro de Visitas.

Pese a ello, me consuelo con los correos –emilios- que me mandan muchos amigos, y también desconocidos, dándome ánimos o interesándose por alguna cuestión que le ha suscitado esta página. Y de ahí, mi propósito de hacer un resumen de ellos, mediante los apartados que siguen y ponerlos en vuestro conocimiento, por si pudieran aportar algún dato sobre nuestro Gaucín, todavía no recogido en esta página.

Aunque sea un poco pesado, en ocasiones,  por las muchas acotaciones que se hacen en algunos correos y los comentarios que citaré, creo que es interesante transcribir algunos de ellos, reduciéndolos a lo imprescindible. Los he agrupados por el motivo del contacto, por su procedencia u otras circunstancias para que sea más fácil la consulta, escogiendo cada uno el apartado que le interese.

Vayamos, pues, a la tarea.


1.- Los hay que se acercan a tí para preguntarte –como si uno fuera un oráculo o un fichero de datos genealógicos - por su conexión familiar con el pueblo.

Mi desconocida amiga Antonia Zarzuela se puso en contacto conmigo diciéndome “Hola Salvador, escribí un correo al grupo Gavilán de Benarrabá preguntando si sabían si había ocurrido algo (reparto o venta de tierras para colonizar) en el siglo XIX para que algunas personas vinieran desde Córdoba o Sevilla a Benarrabá. Es el caso de mis bisabuelos, como pude comprobar en una partida de nacimiento que pedí hace unos años. Ellos me han contestado diciendo que te lo pregunte a ti que de historia de la zona sabes un montón. Y me han enviado un enlace a tu Web. Enhorabuena por tus cuadros, desde la sencillez expresan el misterio inexplicable que te hacen sentir los paisajes, y por tus poesías. Si sabes algo y me lo puedes comunicar te lo agradecería.” Yo le contesté diciéndole que, en mis notas de los archivos sacramentales, aparece el apellido Zarzuela relacionado con algún antepasado mío En cuanto al tema que le interesaba le indicaba que en documentos notariales, sobre el año 1862, comprometiéndose los Ayuntamiento de Gaucín, Benarrabá, Algatocín, Benadalid, Banalauria y Jubrique para aportar la financiación para la construcción del Ferrocarril Córdoba-Málaga, lo que -de confirmarse el inicio de su construcción (estoy estudiando los antecedentes)- podría significar algún movimiento migratorio hacía esta zona por parte de vecinos de otras provincias. Me contestó agradecida y me decía que “Actualmente vivo en la Línea, y aquí pasé mi infancia hasta los doce años, pero nací en Benarrabá porque mis padres eran de allí y mi madre fue al pueblo a dar a luz. De niña todos los años pasaba varias temporadas en Benarrabá. Íbamos a recoger la aceituna, o en la época de las castañas...Siempre viajábamos en relación a la recogida de algún fruto o con alguna labor de la tierra. Nos quedábamos en la casa de mi abuela materna (Los Corredores). Vivía mis estancias en Benarrabá extasiada por la magia de la serranía y por la de mi propia casa familiar. Mi abuelo se llamaba Antonio Zarzuela Salas, no le he escrito antes porque quería pedir información al ayuntamiento de Benarrabá sobre mis antepasados, al final todavía no la he pedido, y le escribo para por lo menos agradecerle su atención. Trabajo como maestra de primaria y en las labores de mi casa. Y por abundancia de trabajo no me quejo.” Posteriormente le indiqué que había encontrado un nuevo dato sobre un Zarzuela en los libros Sacramentales de Gaucín, en el Libro 19 de Defunciones (1876-1888), en el que  aparece, al F. 2v,  la de José Zarzuela España, religioso exclaustrado de la orden de la Merced, hijo de Antonio y Catalina, de 61 años.

Recuerdo a Juan Carlos Nieto, de Cartagena, que me preguntaba si sabía algo de su abuelo, Juan Nieto Hidalgo, Capitán de la Guardia Civil, casado con Rosario Cano Díaz de la Quintana, fusilado en agosto de 1936 en las tapias del cementerio de Málaga. Sabía que había tenido cinco hijos, entre ellos su padre, Juan, fallecido en Albacete, pero no sabía mucho más y le gustaría conocer datos relacionados con sus familiares. Fue para mí una satisfacción poderle informar sobre sus tíos abuelos Juan (casado con Ángeles Furest García), Isabel (casada con Salvador Castilla Holgado) y Antonio (marido de Petra) Nieto Hidalgo, y sus hijos. También le di datos sobre sus tíos, los Nieto Cano, Ana, Rosario, Isabel y Maria del Carmen. Pus bien, recientemente he recibido una comunicación de Maria Joaquina Segura Nieto que me hablaba de las vivencias que le habían sugerido la lectura de mi Web y me daba las luctuosas noticias de la muerte de su tía Pili (hija de Currito el Barbero y hermana de Manolo) y de Sebastián Nieto Román –posiblemente de la misma rama familiar-, de quien me dice que “a pesar de su lejanía todos los días nombraba a su pueblo”. Sigo en contacto con ella pues me ha ofrecido fotografías antiquísimas y me entusiasma poder subirlas a esta página.

Muchos de los comunicantes son de tierras lejanas, como dice la copla. Entre ellos, Gonzalo Membrana, de Buenos Aires en Argentina, quien me decía “tengo 33 años y me encuentro realizando una investigación genealógica sobre mi familia. Con mucho gusto he encontrado su pagina sobre la historia de Gaucin dado que por parte de mi abuela paterna tengo ancestros allí, más precisamente el apellido Blanco”. A continuación, trascribo algunos de los datos que nos hemos cruzado entre Gonzalo y yo, que espero pueda servir para información de algunos y pudiera ser que otros conozcan algún detalle más, lo que agradecería me lo comunicase. Me seguía diciendo Gonzalo Membrana: “Jose Blanco mi bisabuelo nació en Gaucin el 15-12-1885, era hijo de Salvador Blanco Vázquez (nacido en 1860 en Gaucin) y Candida Cabrera Román (nacida en Gaucin en 1860 y fallecida en 1891 en Gaucin).Jose emigró a la Argentina en el año 1914.Sus abuelos paternos eran Pedro Blanco Prieto y Rosalía Vázquez Román y sus abuelos maternos Jose Cabrera Llaves y Patricia Román Romero.” Y me pedía ayuda pues no le habían atendido en los registros civiles y parroquiales. Yo le contesté agradeciendo se dirigiera a mí, y, entre otras cosas, le decía: “En todo caso, te aclaro que la Blanco que has visto en "Mis Antepasados" (Doña Bella, era una maestra -está la fotografía de su escuela en mi articulo "Gaucín en sepia II"- que se casó con un Calvente, pero ella no era de Gaucín, sino que vino al pueblo), por lo que los Blanco de tu familia no tendrían que ver con ella.  De todas formas, hay noticias de personas apellidadas Blanco, no muchas, que vivieron en Gaucín a principios del XX y podrían estar relacionadas con tus antepasados. Por supuesto, los apellidos Cabrera, Vázquez, Román y Romero de tus parientes, son muy comunes en Gaucín, lo que también dificulta la búsqueda, hasta que se localice la rama concreta. Por lo que se refiere a los Blanco, había una Rosalía Blanco (coincide también el nombre con Rosalía Vázquez Román) que cantaba muy bien y era muy guapa, según me dicen, cuyo domicilio me consta estaba en la calle Llana y que se fue del pueblo en los años cuarenta después de casarse. También había otra Rosalía Blanco, cuyo hijo, José, era alguacil del Juzgado de Instrucción de Gaucín, que yo llegué a conocer (ejercí la Abogacía en Gaucín hasta el año 1964) y que murió soltero por los años 60. Por otro lado, repasando mis últimas anotaciones de los Archivos Históricos de la Provincia (Protocolos Notariales y Contaduría de Hacienda), he encontrado las siguientes: compra en 1866 de una viña por Nicolás Codes Blanco; venta de una casa en Jimena (Cádiz) por Juan Blanco Rodríguez; Benito Fernández Blanco, natural y vecino de Casares, vivía en calle Arrabal, en 1872; Francisco Gonzalez Fernández Blanco murió en Gaucín, siendo mozo soltero, durante la Guerra de la Independencia, el 22.5.1810; posiblemente una hermana, Isabel Gonzalez Fernández Blanco, natural de Madrid y vecina de Gaucín, falleció por la misma fecha, el 8 de septiembre de dicho 1810. De los otros apellidos, también tengo muchas anotaciones pero no merece la pena reseñarlas hasta que conozcamos el hilo conductor de tu parentela, que vamos a coger en el año 1860, que me has facilitado.” Se alegró mucho de las notas que le mandé y me amplió la información: “El documento más antiguo que tengo es el casamiento de Salvador Blanco Vázquez y Candida Cabrera Román (padres de Jose) este matrimonio tuvo lugar 13/09/1882 en Gaucin, de este documento he sacado los nombre de todas las personas que le mencione y las edades de Salvador y Candida. Un dato importante es que en la partida dice que todos naturales y vecinos de esta villa.  Muy interesante lo que me comenta de Rosalía Blanco!!! , Ya que mi bisabuelo Jose Blanco tenía una hermana llamada Rosalía nacida en 1883 en Gaucin quizás podría ser la madre del Alguacil del Juzgado de Instrucción de Gaucín, que usted menciona.” Le dije que tomaba nota de los nuevos datos, de los que no iba yo muy descaminado, pues pensaba buscar en 1880 la referida boda de Salvador y Cándida, por la edad. Seguiré buscando hacia atrás.  Y le decía que del dato que le cite sobre Nicolás Codes Blanco, le mandaba copia digital que tomé. Me contestó dándome las gracias y estoy pendiente de buscar más información.

Todavía no he podido contestar al amigo Javier Gaucín Chacón, Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla   que me escribió desde CD. Juarez chi. Mexico, que me decía “antes que nada lo felicito por su bonito pueblo y su excelente trabajo. El motivo de mi mensaje es para conocer un poco más de mi apellido, lo cual mi familia no lo sabe pero a mi me gustaría conocer, tal vez a usted le interese saber, que somos una familia muy pequeña y nadie seba ni que onda pero nuestro apellido es Gaucin. Espero su respuesta y estaremos en contacto, de antemano gracias por su tiempo”. Me consta, por algunas conexiones en Internet, que existe el apellido “Gaucín”, pero, la verdad, no como nacidos en nuestro pueblo.

Hace pocas fechas, he recibido un escrito de José Ignacio Valdenebro Rubio quien me indica que “Desde hace tiempo vengo investigando la posible relación entre mi familia paterna (Valdenebro) y la de los Serrano Valdenebro. Por ello le remito una breve descripción de mis familiares paternos más directos y le agradecería me diera su opinión al respecto.” Me da numerosos e interesantes datos sobre sus antepasados, el más antiguo “se remontan aun tal Antonio Baldenebro que era vecino y natural de Fuente Guinaldo. Obispado de Ciudad Rodrigo (Salamanca). Fuenteguinaldo era una villa de unos 400 vecinos en 1620” Encuentra interesante, por lo que consta en mi articulo Antepasados I y lo que ha visto en el CD de los Mormones, la aparición de una Petronila Baldenebro y Tapia, por lo que me indica “Esta es mi línea directa y como verá en un momento dado una persona (Eladio Valdenebro Reynoso) toma como 1º apellido el de su abuela materna (Petronila) y medio abandona el paterno (Alonso). De hecho su hijo se llamó Mariano del Carmen Valdenebro Olloqui que fue mi bisabuelo paterno”. Estoy estudiando esos datos para contestarle con conocimiento.

 

No menos numerosa ha sido la correspondencia que he tenido con algunos de los hijos de Domingo Prieto, El cojito, no solo en relación con los datos que me ha facilitado Inma sobre sus padres, y que tan útiles me han sido para redactar el articulo “Domingo a muerto”,  sino en relación con el flamenco, del que Francis, “El Lince”, es un entendido, aparte de haber encontrado en la Biblioteca de Gaucín una forma excelente de realizar sus innatos talentos. Han sido innumerables los intercambios de opiniones sobre el Caldera de Gaucín, la invitación a la inauguración del nuevo Bar El Puente o  en relación con las presentaciones de sus libros “El Fandango y la Serrana de Gaucín” y “Un cante, un palo”. También hemos tenido contactos sobre  un interesante tema de las Bibliotecas Publicas que se crearon en la Segunda Republica, una de ellas la de Gaucín, que al parecer tenía unos 2.000 volúmenes, y de la que era bibliotecario el Maestro Prudencio Sánchez Collantes, que asimismo fue Alcalde de Gaucín y a cuyo fin le envié algunas fotos de la época. O en relación con el Prólogo que le hice para una parte de su “Trilogía del Cante”, todavía inédita. O, en fin, sobra la iniciativa que tuvo de celebrar el día de la Biblioteca, "Solo por venir, te regalamos el libro: Veinte pinceladas para unos versos, de Salvador Martín de Molina". Detalle que, como es lógico, le agradecí.


2.- Otros, se interesan por temas de Gaucín, incluso sin ser naturales de nuestro pueblo.

El escritor Isidoro García Sigüenza (autor, entre otros, de los conocido libros sobre “Los bandoleros en la Serranía de Ronda” y “Los arrieros”) se interesó para que le aclarara cual expresión era la correcta, si “El Asalto del Cura” o la de “El Salto del Cura”, a lo que le contesté con los datos que yo tenía por varias escrituras del siglo XIX y, posteriormente, he visto que ha dado una versión particular en la literatura que figura en el Mirador que han construido en la carretera de Ronda, ahora denominada de interés turístico,.

Mari Carmen Marmolejo Fernández, viuda de Dieguito Jarillo, de Benarrabá, tan entrañablemente unido a Pilar y su familia, me decía: “¡Hola, Salvador, he visto a Nieves y al comentarle que ya casi manejo el tema de Internet (empecé el día de Reyes sin tener ni idea) me ha dado tu página. Me ha encantado y ojalá sea yo capaz de tener una en el futuro. Ya estaremos en contacto. Un abrazo.” Le di las gracias por sus palabras de aliento y le dije que me gustaría escribir algo de Benarrabá y estoy esperando sus ideas.

Ana Calderón me escribía desde Costa Rica preguntándome si le podía facilitar alguna dirección electrónica para disponer del texto en español de la novela “Carmen”, aparte de las que encontró en las fichas de documentación de mi Web, lo que me permitió el simple acto de informar.


En otra ocasión se puso en contacto conmigo José Antonio González Amador, de Sevilla,  buscando información sobre sus  antepasados procedentes de Benaocaz, pues había encontrado en mi articulo “Itinerario Militar en la Sierra Meridional (Gaucín-Ronda) del General Serrano  Valdenebro, durante la Guerra de la Independencia (1808-1812)” una cita sobre el guerrillero Bartolomé de Zea que fue fusilado por los franceses y que suponía era uno de sus antepasados. Pese a que el tal Cea o Zea, yo sospechaba que no era de Gaucín y también a pesar de que Benaocaz era de Cádiz y yo sólo venía consultando los Libros Sacramentales de la provincia de Málaga, busqué antecedentes en el Archivo de la Catedral –ante la indicación de que Bartolomé era presbítero propio Beneficiado de Encinasola-. Efectivamente, en el legajo 163 (9) estaba el árbol genealógico de D. Diego González de Zea, vecino de Benaocaz en 1800. Basándome en los datos del catastro de la Ensenada, Diego podría ser primo de Bartolomé. Además bautizó a su nieto. Lo cierto es que, en el archivo catedralicio encontré el documento y se lo mandé digitalizado a José Antonio, con lo que quedamos satisfechos, él y yo.

Estoy pendiente, muy a pesar mío, de contestar algunas peticiones como las de Belisario Luque Marriott < Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla > que me decía: “Estoy muy interesado en conocer el origen de mi más antiguos antepasado conocido, quien nació por 1740, en Villa de Castro del Río, Córdoba, España. El vino al Perú por 1760, declarando ser descendiente del Capitán Antón de Luque, estuvo al servicio del Virrey del Perú, formando una muy distinguida familia la que se extendió al Ecuador y Colombia. Su nombre fue Juan de Luque Mármol y Guzmán. Si usted, me pudiera ayudar con información para poder seguir con mi investigación se lo agradecería muchísimo.” Aunque es oriundo de Castro del Río, intentaré indagar en la familia Luque por si hubiese alguna conexión.

En una ocasión recibí este cariñoso correo: “Hola Salvador, me llamo Benito Trujillano Mena, soy casareño, Inspector Veterinario en Málaga. El azar me hizo encontrar su página, a pesar de las diferencias, existen muchas cosas en común entre usted y yo, sobresaliendo el infinito amor a> nuestros pueblos y el deseo de conocer nuestra Historia, fui amigo de D Juan Hidalgo, un caballero y compañero de Rafael su hijo tanto en la Facultad,  como en el trabajo. Estoy casado con una descendiente de Gaucín, su abuelo era José Moya Román. Mi especialidad de estudio es la Historia Agraria, aunque espero mantengamos contacto para ir desarrollando estos temas. Un saludo Benito”. Me apresuré a contestarle: “Me alegra sobremanera saber que hay personas que se interesan por la historia de su pueblo. Sobre Casares hago algunas aportaciones en mi libro sobre el General Serrano Valdenebro y supongo que habrás visto en mi WEB el tema de los Pastores de Sierra Bermeja y "Un deslinde en 1491". Lo que sería muy interesante es que te atrevieras a escribir sobre lo que tenga investigado de tu pueblo. Yo te ofrezco mi página Web. Por cierto, estoy enfrascado en un trabajo sobre el General Gonzalez Peinado, que estuvo en Casares durante la guerra de la Independencia y al que se refiere reiteradamente el Manifiesto de Casares, que supongo también conoces. Del amigo Juan Hidalgo ¿qué voy a contarte? Fue de mis mejores amigos en mis tiempos jóvenes, cuando yo ejercía de Abogado en Gaucín, Jimena, San Roque... y él siempre me acompañaba como Procurador. La de chorizos y tacos de lomo que nos hemos comido por esas ventas... Tengo un buen recuerdo de él, aunque con sus hijos no he tenido el contacto deseado, pues me vine a Jaén en el año 1956, cuando muchos de ellos no habían nacido. Si hablas con Rafael, dale un abrazo cariñoso. Espero que mantengamos el contacto.”


En otra ocasión me escribió un oriundo que me decía: “Me llamo Francisco Romero Carrasquillo y soy de San Juan de Puerto Rico.  Leí su artículo reciente sobre Andrés Mellado y Fernández y su relación a Gaucín.  Le agradezco por su investigación, pues me ha ayudado a conocer más sobre Andrés y sus parientes.  Pero hay algo que me pareció extraño en su artículo.  Vd. dice que Andrés no tuvo descendientes.  Sin embargo, en mi familia siempre se ha dicho que somos descendientes de él—y por eso es que tengo interés en él.  Según me dicen, mi tatarabuelo por parte de padre era José Romero Mellado, hijo de la hija de Andrés.  (El nombre de ella no lo sé.)   ¿En qué se basa Vd. cuando dice que Andrés no tuvo descendientes?  Estoy tratando de buscar más información sobre esa generación—específicamente sobre los padres del dicho José.  Le agradecería grandemente cualquier ayuda que pueda ofrecer, especialmente si me puede indicar documentos que puedan ser relevantes.” Y yo le contesté: “Me ha sorprendido gratamente que me lean desde Puerto Rico y, además, tratándose de alguien interesado con Gaucín y, al mismo tiempo, casi pariente. Contesto a su interés diciéndole que el dato de que Mellado murió sin hijos, me lo dio mi prima Maria Josefa Martín Rodríguez, nieta de Rodríguez Mellado, pariente del Ministro. Claro es que, mi prima ha pasado ya los 90 años y, aunque está muy lúcida, posiblemente le flaquee la memoria. También había deducido, por mi cuenta, que era así pues en la fotografía aparecida, como motivo de la muerte de Mellado, en 1913 en "La Unión Ilustrada", dice el pie de foto que recibieron el pésame  sus sobrinos, por lo que me pareció deducir que no tenía ni hermanos ni hijos presentes (que hubiera sido lo lógico).
De todas formas, tomo nota de los antecedentes que me da, pues es posible que, si tuvo una sola o varias hijas, éstas no estuvieran presentes en el entierro público (pues en aquellos tiempos no era propio de mujeres) y una de ellas fuera la madre de su tatarabuelo José Romero. Sería interesante saber si el tal José Romero era nacido en España y cual era su lugar de nacimiento para seguir su pista. De todas formas, si me es posible seguiré la posible pista de las hijas de Mellado (¿como no sabe el nombre de su tatarabuela?), preguntado en el Senado o en el Ayuntamiento de Madrid. No se si tiene algo que ver con su familia el hecho de que Mellado fuera Diputado por Puerto Rico. Le adjunto unos datos que tengo tomados de mis familiares Fernández, por si de su lectura, puede sacar algún dato más. En unas fechas, voy a insertar en mi Web más información sobre mis antepasados, de mis buceos en el siglo XIX y aledaños. Espero seguir contando con su atención. - Últimamente me volvió a escribir diciéndome “Quería comentarle algunas novedades, hace un tiempo me había comunicado con usted solicitando su ayuda para encontrar antepasados en Gaucin. Unos dias atrás he recibido desde España una nueva información que me permitió conocer una generación más de la familia "Román Romero". Con esta información he vuelto a revisar su página de antepasados. Se refiere a mi articulo Antepasados I, aparato 1.8.8.3.-  que habla de Teodoro Segundo de la Encarnación de Molina Añón, (nacido en 1856) casado el 19.1.1877 a los 21 años con Lucia Román Moya (de 20 años, hija de hija de Bartolomé Román Romero -n. 14-6-1817- y de María Moya Bermejo -n. 4-12-182-“
No he vuelto a tener noticias sobre el particular.
 

3.- Otros se comunican conmigo, simplemente,  para darme las gracias por algún dato que han encontrado en mi página, como por ejemplo el Profesor  de Lenguas Clásicas, en Córdoba, Campillos (Málaga), Baeza y Linares (Jaén), Almuñecar y Málaga, donde reside actualmente, Francisco J. Galindo Alonso en relación con mis trabajos sobre las Vías romanas y Gaucín como Ceca romana.


O cuando me escribió el Dr. Ismael Gutiérrez Pastor (del Departamento de Historia y Teoría del Arte  Universidad Autónoma de Madrid), diciéndome “Acabo de encontrar  entre las informaciones de sus páginas Web un dato  útil para mis investigaciones y deseo comunicarle otros datos por si Vd. quiere completar los que ya tiene. Se refiere al bautizo en 1840 de  una nieta de Cayetano Orsolino, que fue estuquista, especializado en adornos de escultura hechos en estuco o en escayola,  y decorador del rey Carlos IV, interviniendo casi siempre bajo  la dirección de otros adornistas especialista en adornistas, escultores y arquitectos en la decoración de importantes habitaciones del Palacio Real de Madrid, como el tocador de la reina María Luisa de Parma  o Salón de espejos (antes de 1796), los retablos de la ermita de San Antonio de la Florida, bajo la dirección del escultor José Ginés (1798); y en varias habitaciones de la Casa del Labrador de Aranjuez, donde estuvo durante siete años (1800-1807)”. Por ello,  se interesaba para que se le completara, los datos en relación con el bautizo en 1840 de  una nieta de Cayetano Orsolino, del que  me decía que no es rara su presencia en Gaucin, pues Cayetano residía en 1829 en Cádiz. Yo tenía varios datos, entre ellos, la partida de nacimiento de la nieta de Cayetano, a la que se le puso los nombres  correspondientes al General  José Serrano Valdenebro, su esposa Buenaventura y la hija de ambos Maria de los Dolores, que, precisamente, figura como madrina, junto a su esposo, hijo del General. Ello me sirvió para hacer un artículo sobre Orsolino, que podéis ver en esta página. También sirvió, en relación con el cuadro del Santo Niño de Claudio Coello, para que me dijera “Veo que nos conocemos desde hace más tiempo. Da la casualidad de que el cuadro de Forum Filatélico lo descubrí y catalogué yo allá por el año 1998. No recordaba que el milagro en concreto se situara en Gaucín. Siempre se aprende algo y ahora tengo precisión geográfica sobre el asunto.”


 En otra ocasión recibí un ruego sobre información de mi libro sobre el General Serrano Valdenebro, que me dirigía Juan A. Patrón Sandoval,  Cronista oficial de la ciudad de Tarifa, ante la imposibilidad de encontrar un ejemplar. Entre paréntesis diré que ello se debe a la nula gestión que ha hecho del libro el Ayuntamiento de Gaucín, que fue quien adquirió los derechos de la edición. Así es que, se lo mande y me contestó dándome las gracias por la amabilidad y por la dedicatoria. Y terminaba diciéndome “Desde luego, el libro responde a lo que esperaba de él, por lo que mi alegría de hacerme con él ha sido doble”

Me mandó este correo Aurora Melgar, Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla : “Buenos días, le escribo desde Ronda, concretamente desde el CEDER, donde estoy realizando el proyecto de recopilación bibliográfica de la Serranía. He encontrado varios artículos y publicaciones suyas, y me gustaría contar con su ayuda, y me orientara sobre las publicaciones de Gaucín. En este trabajo, vamos a incluir todas las referencias sobre la Serranía, y sobre sus personajes. Llevo contabilizadas, y en revisión permanente, en torno a las 5000.”. No podía dejar de darle la información que me pedía y me contestó: “Muchas gracias Salvador, por su rápida respuesta. He visto en su página, artículos como el de "Carmen en Gaucín", en Analecta Malacitana, pero los otros artículos, que se mencionan ¿me puede decir donde se han publicado?”

Paqui Prieto Martín < Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla > me decía: “Soy hija de el cojito y quiero agradecerle de todo corazón el artículo dedicado a su persona. Cada vez que lo leo, lo he leído varias veces, me viene a la memoria esos momentos únicos que cada persona guarda para sí y todo lo que usted ha rememorado está en mi memoria como el primer día. Seguiré leyendo sus artículos.”. Es uno de los correos que más me ha satisfecho.

Jesús y Luis, los insustituibles propietarios del Hotel “La Fructuosa”, me comprometieron para que redactara el contenido de la Placa que se puso en la fachada del Hotel de Clementina, lo que hice con mucho gusto, así como preparé y pronuncié en aquel agradable acontecimiento unas palabras sobre la efemérides preparando un resumen sobre la historia e importancia del Nacional. Silvia, en relación con este homenaje al Hotel Nacional, me decía: “Salvador, gracias para las palabras y ¡pondremos el enlace con tu página hoy! Fue un placer verte y oír tus bellas palabras el domingo. Puse una foto de ti en la galería de fotos.” También sobre el mismo tema contactó conmigo Eva Ruiz Sánchez, a quien envié el texto y fotos sobre el acontecimiento.


4.- Algunos se refieren a temas familiares, como uno de Armando, que desde el Ferrol, nos felicitaba las últimas Navidades con este verso en gallego:
“Que noite tan feiticeira / e a noite do Nadale /  María paríu un neno / o Verbo fíxose carne // María está durmindo / Xosé desperto está en vela / o Neno botóulle un bico / do pai que terá na terra”.


O como el de su hija, Mayte Méndez Valdivia,  enviando la presentación que hizo con ocasión de la muerte de su madre y que me dio motivo para hacer un artículo sobre “Enjuga tus lágrimas”.


Esteban Serrano Marugán < Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla > me decía: “
Primero un saludo. Nuestros nombres son Isabelita Marugán Tovar y Esteban Serrano Marugán. Isabelita Marugán Tovar: sobrina de Ana Tovar Lermos. Nacida en gaucín en 1935. Esteban Serrano (nieto de Ana Tovar y Manuel Serrano. hijo de Isabelita Marugán). Queríamos decirte que nos ha gustado mucho tu página y toda la información que en ella das de Gaucín.” Con ellos estoy en contacto para ver si me dan datos para hacer un trabajo sobre Doña Ana, su hijo Manolito y sus nietos que, como sabeis, destacan en sus respectivas profesiones, incluso a nivel nacional.

Lo mismo estoy intentando en relación con Juan Calvente Pérez, el Magistrado más joven de España, en su día, y recientemente fallecido y para ello estoy en contacto con su hermano Antonio, que ya me ha facilitado bastante información, incluso gráfica, que espero publicar pronto en esta página.

Sobre nuestra querida Clementina Bautista, Silvia (www.gaucin.com) me escribió: “Un favor para pedirte: ¿podrías escribirme algo sobre la vida de Clemen para mi Web?” Como es lógico le hice una necrológica, que apareció en la página amiga y que yo, asimismo, incluí en la mía. También recibí un correo de Vicente que me decía “te envío la foto del cuadro que le regalaste a Clemen con motivo del homenaje que le hicieron” (aparece inserto en Mis pinturas).


En otra ocasión recibí este correo, de una vieja amiga de juventud: “Me ha hecho mucha ilusión, conocer tu pagina Web, y a la vez recordar los buenos tiempos que pasamos en Gaucín. Tengo interés en conocer tus libros, por lo que te ruego me facilites donde encontrarlos.  Saludos. Lucia. La Línea

También se interesó  Vicente Luque, S.J. quien, junto con Pedro Sánchez Trujillo, se ocupa de buscar datos de los presuntos mártires del siglo pasado en la Diócesis. “Nos interesamos por D. Francisco Jiménez Mancebo, coadjutor del Espíritu Santo, en Ronda. Necesitamos datos sobre su muerte. Le agradecería me diese su teléfono, para poder ponerme en contacto con usted.” También se ocupaba dela  causa de Beatificación del P. Arnaiz.  Le contesté adjuntándole el artículo que publiqué en mi Web sobre los hechos de Gaucín, naturaleza de Francisco Jiménez Mancebo, mi tío abuelo, y en el que hago referencia a él. Le indicaba que ”poco más se de él, pues yo nací en 1934 y lo que se es de oírselo a mi padre, que, por cierto, nunca alardeó de este mártir en la familia. Me alegro de que siga esta vida ejemplar y se haga justicia humana a la injusticia que, para mí, supuso la elevación a los altares de forma tan parcial.” No he vuelto a contactar con él.
 
Por último, un “Emilio” con su gracia de un sobrino: “Hola Salvador, soy Javier Faura (Hijo de Pepe). Estaba navegando en Internet, buscando si San Francisco de Borja fundo un convento en Jarandilla de la Vera y me he metido en tu Web, por un articulo sobre el convento de Gaucín. Flipante… Solo me queda por decirte dos cosas: 1.- Feliz Año 2.- Tu página es la caña (no se si quería decir “coña”), desconocía esta faceta. Eres un Crack. Recibe un fuerte abrazo,”

Por lo demás, el resto de las visitas las podéis encontrar en el Libro de esta página, no sin antes dejar constancia de mi agradecimiento a mis opinantes Pablo Maria Martín Moncada, María Méndez, Inma Prieto, Luis y Pablo (de los que no conozco más detalles), Miguel Angel Capiscol, y mis hermanos (Teodoro, Miguel, Inmaculada, Nieves) e hijos, incluido mi webmaster, que se atreven a poner unas letras, más que nada para animarme. El contenido de sus mensajes, como ya he dicho los podéis leer, esta vez directamente, en mi Libro de Visitas.