Imágenes

autorretrato-2.jpg

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy140
mod_vvisit_counterAyer159
mod_vvisit_counterEsta semana1004
mod_vvisit_counterSemana anterior1090
mod_vvisit_counterEste mes2721
mod_vvisit_counterMes anterior4661
mod_vvisit_counterTotal864242

Visitantes en línea: 5
17-08-2019

Busca en mi página


Designed by:
SiteGround web hosting Joomla Templates
El Rincón del haijín IV PDF Imprimir E-mail
Escrito por Salvador   
Viernes, 26 de Febrero de 2010 23:30




La vuelta al Rincón esta vez sólo va a tener un color,  que es el que Antonio Campos va encontrando mientras desgrana sus haikus que, como él dice, sirven para calibrar la fuerza de los vínculos entre las imágenes y las palabras.


Recordáis que –en su última entrega-  se proponía dejar reposar a las haikus, para que salgan de dentro y se traben con la vida. Eso lo decía el día diez de febrero y ya el 14 me había escrito, sin ilustración:

66/7
parao de España
aunque no rime
ten cojones



Aunque antes ya me había asaeteado  el día11 con seis y el 12 con otros dos, todos con su correspondiente ilustración. Como subirlos individualmente a esta página, me ocasionaría un trabajo excesivo, para el que no estoy preparado (escanear, reducir, subir… uno a uno), Antonio me ha ofrecido hacer el trabajo y presentarlo en un blog con el siguiente vínculo 

http://antoniohaiga.wordpress.com/

Y así lo hemos concretado, de modo que en el texto solo pondré los que no están ilustrados –que son los nuestros- y en el blog podéis ver los de Antonio con sus precisas ilustraciones. De todas formas, para continuar con la numeración, seguiré incluyendo aquí el número y el titulo del haiku (el primer verso o palabra), independientemente de que para verlos íntegros, debéis ir al blog. Hay otra novedad y es que junto al número general, por ejemplo, el 66, va separado por una barra el número particular de cada haijin, el 7 que era el que correspondía a Antonio.

Bueno, vamos a intentarlo (os ruego que si veis un manera mas sencilla o mas atractiva de presentar el Rincón, me lo digáis para que vayamos perfeccionando el tema)

Los del día 11:

67/8 bailando valses; 6879 tienen mis venas; 69/10 fosforescente; 70/11 cuarzo rosa; 71/12 vientos y lluvia; 72/13 delante de Ti; 

Y el día 12 me mandó, uno con ilustración (73/14 Durante el parto) y éste “a pelo”

 74/14
escribir haikus
es como comer pipas
te vienen solos


No contento con ello, el día 16 de febrero envió nada menos que siete:

75/15 rosados;  76/16 corriendo;   77/17 lagrimas; 78/18 blanca;  79/19 apresurada;  80/20 enfurruñada; y   81/21 molino.

Y, al día siguiente, otros cinco, indicándome que “escribir haikus me está sentando bien. Puedo expresar cosas que antes callaba, ponerme con el ordenador y procesar textos e imágenes me hace sentir bien. En ellos expreso cosas que me van pasando, lo cual es raro, dada la poca vida social que tengo. Además me parece maravilloso la complicidad que se puede alcanzar entre las imágenes y los textos: se ratifican y complementan”. 

82/22 ensimismados; 83/23 surcos sedientos; 84/24 frío tormento; 85/25 con estrecheces; y 86/26 nada que decir.

En el entretanto, Federico se atrevió a mandarme uno y yo le acompañé con otro, que son estos que intercalo

87/4
cartel maldito
siempre el bus me tapa
mi curiosidad


88/17
los postes vuelan
el tren sigue impasible
como los duelos


Pero, ya, lo que no tenía parangón fue el envío de Antonio el día 19 de otros doce haikus, porque, me decía que le seguía gustando (¡Y tanto!) la experiencia de los haikus. “Espero que se hagan mejores según me adapte al medio. Los tomo como una terapia, aunque todavía tengo que adaptarme, para que sean buenos en mi vida. Estoy descubriendo la fuerza de los vínculos entre las imágenes y las palabras. Los trazos hechos con el ratón me resultaban muy rudos. Después de analizar el tema, costaría mucho menos trabajo hacerlos a mano y escanearlos: es más difícil imitar lo hecho a mano con el ordenador que hacerlo directamente, pero uno tiene sus caprichos...” A ver si es verdad que sigue con sus caprichos porque, para nosotros, son un placer. Doce placeres:


89/27 una respuesta; 90/28 cuatro razones… en el pasado; 91/29 cuatro razone… en el presente; 92/30 cuatro razones… en el futuro; 93/31 golpe de viento; 94/32 doble pregunta;  95/33 haya en tierra; 96/34 casi no molesta; 97/35 por divertirme; 98/36 como la maya; 99/37 cambio por dentro; y 100/38 apuesto cena.

Como veréis en  Antonio los ha agrupado en un solo blog, en seis espacios que el llama Galerías. Que lo paséis bien.

Ah!, me da envidia y me despido con este último 

101/18
hoja de otoño
un abatido ataúd
sobre la acera